Persona de contacto

JOSE LUIS ALONSO

Correo electrónico

info@teamundi.es

Quiénes somos y cómo empezo todo:

Una bala de té de té negro de Ceylán. Una bala que es la denominación comercial de una caja de madera de 60x40x40cm transportada por barco.

Era el año 1986. Entonces, a través de aquélla caja y de las especias (no tan lejanamente vinculadas al té), entramos en contacto con el mundo del té. Quisimos primero simplemente observar las costumbres de consumo y los modos de servicio. Aquí y en aquellos países de Europa en los cuales tradicionalmente se ha consumido más té que en España.

Entonces, aquí si se pedía un té, así, desnudo de otra explicación, se ponía un té negro. En rigor, algo, digamos, similar a un té. En una pequeña y anodina tetera de acero inoxidable, una bolsita con una grapa y un hilo. Y un líquido huérfano de sabor, metálico y astringente.

Entonces comprendimos que había un espacio vacío. Y, cautivados, resueltamente interesados en desarrollarnos y crecer en este mercado,  decidimos emprender la siguiente etapa: la de estudiar, aprender, informarnos, documentarnos, viajar por y para el té. Formarnos. Y esta etapa, naturalmente, no se ha cerrado ni puede cerrarse jamás. En este campo como en cualquier otro del saber.

TEA MUNDI es, pues, una empresa especializada en el universo  del  té y de las infusiones. Inicialmente nos centramos en el sector de la hostelería. Para ofrecerle un nuevo servicio que le permitiera dar a su cliente consumidor de té e infusiones un producto de gran calidad en un abanico de  posibilidades variado, rico, sugerente, innovador. Y, paralelamente, sugerimos cambiar, modernizar el servicio,  el “continente” de aquel té  o de esa manzanilla floral. Buscamos personalizar el contacto. Distinguir, detectar, saber  qué necesita ese profesional de la hostelería. Y ofrecerle la gama de tés e infusiones  junto al sistema de servicio que mejor se adapta a su establecimiento.

Actualmente nos estámos expandiendo más y servimos a numerosas tiendas de toda la peninsula en cantidades mayores y mezclas personalizadas.

Pero ahora buscamos ir más lejos. Más formados, más sólidos, nuestro proyecto apunta ahora a ayudar a formar y ampliar los conocimientos. A compartir lo que hemos aprendido y aprehendido de la cultura del té. Y, en fin, buscamos, sin apartarnos nunca de la hostelería y la restauración, que están en nuestro origen, otros caminos, otros mercados, otro destinatario-consumidor. Acaso como usted que nos está leyendo  aquí.

Porque sabemos que este universo es ancho. El aumento del consumo de té es un hecho irrefutable. Y tal crecimiento, depende en qué sociedades, corre paralelo a la demanda (también creciente) de tés de calidad, más exclusivos o más exquisitos. Vemos cómo va definiéndose y evolucionando este mundo. Quiénes buscan el té verde por su sutileza aromático-gustativa. Quiénes más por virtudes dietéticas beben té rojo. Y quiénes empiezan un camino de aproximación al té por la vía de las perfumadas y festivas infusiones de frutas.

Avanzamos. La oferta es hoy especializadísima y formidable. En cantidad y calidad. Sin embargo y es una afirmación muy general y nada arrogante,  los consumidores aún están muy lejos de tener conocimiento suficiente de las particularidades de este universo, que para un no iniciado en él es una jungla.