Categorías
Beneficios y propiedades del té e infusiones

¿Por qué Rooibos?

Es relajante y no contiene teína, estas son principalmente las cualidades que hacen al Rooibos (erróneamente conocido como té rojo) la elección perfecta para adultos y niños. Gracias a su composición inocua y a sus agradables efectos en el organismo, esta popular infusión continúa ganando adeptos por todo el mundo. Y, aunque se consume infusionada en agua caliente, no es propiamente una especie de té. Lo puede parecer pero es algo bien distinto…

Procede de un arbusto sudafricano, de flores amarillas y característico de zonas áridas y calientes, distinto de la Camellia Sinensis, planta de la que proceden los diversos tipos de tés. Es cierto que su color y el tipo de procesamiento que reciben sus hojas pueden llevar a confusión pero el Rooibos tiene un origen diferente y propiedades únicas y carece de los efectos estimulantes asociados al té. No obstante, al igual que este, disfruta de una amplia variedad de opciones y también puede utilizarse con fines cosméticos y farmacológicos. 

Los beneficios que aporta el Rooibos, además de su claro poder calmante, son muy amplios. Entre ellos destaca su capacidad de fortalecer el sistema inmunológico, combatir los signos de la edad, aportar sales minerales y nutrientes de gran interés o mejorar la salud cutánea. Pero también goza de propiedades antiinflamatorias, antivirales y antiespasmódicas que lo convierten en una herramienta muy útil para aliviar infecciones leves o calambres, espasmos y cólicos. 

Su sabor es dulce y fresco y puede consumirse solo o con leche ya sea animal o vegetal. Se puede disfrutar puro o aromatizado con ingredientes como limón, naranja, chocolate y menta, vainilla, caramelo o yogur, entre otros. Las posibilidades son prácticamente infinitas y, gracias a esta versatilidad, puede adaptarse a los gustos de mayores y pequeños, incluidos los bebés

Descubre  el amplio repertorio de mezclas sorprendentes de nuestra selección de tés . ¡Y relájate!

Somos Tea Mundi, apasionados del té en todas sus variedades y especies desde hace más de 30 años. Nuestro viaje nació de la curiosidad pero terminó por enamorarse de este universo, tan rico como inexplorado. Así, toda nuestra oferta responde a un exigente, continuo e interminable proceso de aprendizaje con el objetivo de acercar, expandir y profundizar el consumo consciente de un producto natural, saludable y de calidad.
Y crear un mundo de té para todos. 

 

Categorías
Recetas

Pollo al Rooibos.

Parece ser, según los datos científicos de los que se dispone, que los pollos comenzaron a ser domesticados hace unos 5.000 años en una jungla de la India. Y, probablemente desde entonces (o incluso antes) el hombre ya consumía su carne. Hoy en día, sigue siendo considerado un plato sencillo y nutritivo que admite muy diversos tipos de cocción y acompañamientos y que constituye todo un acierto y placer en cualquier dieta que se precie.

Una de las formas de potenciar el valor nutricional de su carne es buscando combinaciones igualmente beneficiosas para la salud. Y ciertas infusiones podrían ser la clave. La propuesta de hoy, pollo al Rooibos, nos permite explorar el intenso, suave y firme sabor de un excelente producto cárnico con el gusto aromático y dulzón de una de las infusiones sudafricanas más conocidas. En otras palabras, un explosivo cóctel de proteínas, lípidos, vitaminas y minerales, ácidos y antioxidantes que van a conquistar tu paladar.

Así es cómo puedes darle un aire muy diferente a tus muslos de pollo…

Ingredientes.

12 muslos de pollo deshuesados, 100 ml de miel, 20 ml de zumo de limón, 10 ml de salsa de soya, 5 gr de chile seco, 10 gr de té rooibos, 5 gr de ralladura de limón.

Preparación:
Cortar los muslos de pollo en trozos pequeños y atravesar cada pieza con un palito de brocheta.
En un bol, mezclar la miel, el zumo de limón, la salsa de soya, el chile, el té rooibos y la ralladura de limón.
Verter la mezcla o adobo sobre el pollo, colocar en la nevera y dejar que macere durante un par de horas.
Preparar la parrilla,  barbacoa o sartén y, cuando las brasas estén listas, cocinar las brochetas en la plancha por los dos lados hasta que se doren.
Servir con un poco de zumo de limón.

En definitiva,una fórmula rápida y diferente para transformar un bocado clásico en todo un descubrimiento. Elige tu variedad de Rooibos en nuestra selección de tés e inventa tu propia receta incorporando el aroma que más te inspire.

Somos Tea Mundi, apasionados del té en todas sus variedades y especies desde hace más de 30 años. Nuestro viaje nació de la curiosidad pero terminó por enamorarse de este universo, tan rico como inexplorado. Así, toda nuestra oferta responde a un exigente, continuo e interminable proceso de aprendizaje con el objetivo de acercar, expandir y profundizar el consumo consciente de un producto natural, saludable y de calidad.
Y crear un mundo de té para todos.

Nota: la imagen no  pretende reflejar el aspecto final de la receta.

Fuente:  teterum, cafetearte, pinterest

Categorías
Recetas

Galletas de Rooibos.

Los africanos lo conocen por “arbusto rojo” y lo utilizan desde el siglo XVII como remedio para tratar los cólicos, en particular para los niños, y para proteger el estómago y los intestinos. Una infusión, Rooibos, a la que se le atribuyen múltiples propiedades beneficiosas ya sea para regular el peso, proteger el sistema inmunitario y nervioso, prevenir la anemia mejorando el nivel de hierro en sangre o  incluso para reducir el envejecimiento celular. Una fuente poderosa de salud que también posee un sabor muy peculiar.

Se trata de una infusión que va ganando adeptos en la sociedad occidental no sólo por sus innegables efectos curativos y alto contenido en vitaminas, minerales y antioxidantes sino porque carece de teína y resulta culinariamente muy versátil. De hecho, se utiliza a menudo para condimentar carnes o para potenciar el sabor de salsas y mermeladas. En definitiva, se trata de un recurso gastronómico a base de hierbas de lo más completo.

En esta ocasión se ha convertido en el protagonista de una receta fácil y sabrosa que hará las delicias de cualquier comensal con un paladar simpatizante de los postres. Son las galletas de Rooibos y uvas pasas que combina el agradable aroma de esta infusión con la crujiente textura de unas pastas y el delicado pero intenso sabor de la fruta seca. Te lo contamos paso a paso…

Ingredientes:
1 taza de agua, 1 cucharada de té rooibos, 2 cucharadas de levadura seca, 2 cucharadas de miel, 2 cucharadas de mantequilla, 1 cucharadita de sal, 2 tazas de harina, ½ taza de pasas de uva.

Preparación:
Se precalienta el horno a 200º.
Se prepara un té rooibos cargado y, una vez que ha reposado 5 minutos, se le agrega la levadura, la miel y la mantequilla derretida. Hay que mezclar bien y esperar unos 10 minutos hasta que la levadura esté espumosa.
En otro recipiente se coloca una pizca de rooibos, la sal, las 2 tazas de harina y las pasas y, por último, se vierten la mezcla de levadura espumosa y la harina restante. Se revuelve suavemente hasta que la masa deje de adherirse a las paredes del recipiente.
Se coloca la masa sobre una superficie enharinada y se amasa hasta que quede maleable. Una vez que ha duplicado su tamaño (en reposo), se pinta con un poco de aceite.
Nuevamente se coloca la masa sobre una superficie enharinada y se forman cilindros con ella de unos 2 centímetros de espesor.
Finalmente se hornean las galletas a 300 grados centígrados durante 25 minutos para que alcancen un aspecto dorado.

Listas para disfrutar solas o acompañadas, por qué no, de un buen té. Descubre nuestra selección y a ver si eres capaz de decidirte…

Somos Tea Mundi, apasionados del té en todas sus variedades y especies desde hace más de 30 años. Nuestro viaje nació de la curiosidad pero terminó por enamorarse de este universo, tan rico como inexplorado. Así, toda nuestra oferta responde a un exigente, continuo e interminable proceso de aprendizaje con el objetivo de acercar, expandir y profundizar el consumo consciente de un producto natural, saludable y de calidad. Y crear un mundo de té para todos.

Nota: la imagen no  pretende reflejar el aspecto final de la receta.

Fuente: innatia